Observa, reza y tómate tu tiempo

Después de 24 años de casados, Malu y Paulo García, supernumerarios, han logrado conservar un amor matrimonial joven y alegre. Explican que la presencia de la gracia de Dios en sus vidas ha sido crucial, y hacen unas prácticas recomendaciones a los jóvenes que piensan casarse.

¿Qué es el matrimonio?

Malu: Es nuestra unión, bendecida por Dios, siendo marido y mujer. Es muy importante que la sociedad moderna entienda el porqué es crucial que sea una unión entre un hombre y una mujer. Tenemos cuatro hijas y creemos que es muy importante que un padre y una madre trabajen juntos para criar a sus hijos, lo que es una de las razones por las que nos casamos: unirnos y estar abiertos a la idea de tener hijos, todos los que Dios nos permitiera.

Paulo: Muchas veces hemos comprobado que se trata de un trabajo en equipo: trabajamos juntos para tener un hogar feliz. Hay cosas que mi mujer hace que yo no puedo hacer, y hay cosas que el padre aporta a una familia con cuatro hijas, que una madre no puede dar. No es sencillo tener hijos y mantener un hogar feliz mientras desempeñamos nuestro trabajo profesional, pero es más fácil porque estamos juntos y disfrutamos criar a nuestras hijas. Nos divertimos. Y yo no puedo imaginar el no tener a mi esposa porque no sobreviviría, y tampoco podría educar muy bien a mis hijas estando solo. Además, al reunir nuestras experiencias, y por la gracia de Dios, podemos ayudar a nuestras cuatro hijas a entender la presencia de Él en sus vidas, lo que es esencial.

La fuerza de la familia es, en realidad, la fortaleza de la relación entre el marido y la mujer y la seguridad de contar con la gracia que Dios da en el sacramento del matrimonio.

¿Cuál es el secreto del amor conyugal? ¿Hay algún secreto?

Malu: ¡Sí! Número uno: siempre rezar por más amor. No puedes pensar que una vez que amas a alguien, ahí termina todo y que simplemente ese amor te va a sostener a lo largo de toda tu vida matrimonial. Rezar por más amor no significa que no ames a tu marido, sino que necesitas de más amor para sostener tu matrimonio. Y luego, trabajas en tu matrimonio, haces que funcione. No puede ser algo como “ese es él y esta soy yo, y así funcionan las cosas”… No, te esfuerzas para que funcione.

Paulo: ¡Ese era mi secreto! Iba a decir que tienes que estar listo para hacer sacrificios. Pero el sacrificio únicamente es posible con amor. Y el amor sólo es posible con Dios. Entonces, sí, tienes que rezar mucho, y Dios da la gracia para hacer sacrificios y otras cosas de manera alegre. Pensamos que el amor tiene mucho que ver con el sacrificio, que no es triste o difícil, como mucha gente lo ve.

Sacrificios

Malu: Hacer un sacrificio es algo alegre porque amas a alguien.

Paulo: Siempre estás pensando sobre qué puede hacer más feliz a tu mujer. Y muchas veces, para hacer eso, tienes que dar mucho de ti mismo. Yo creo que mi mujer da mucho de sí por mí, sacrifica muchas cosas y lo hace con alegría. Y es más fácil de entender si tenemos presente el ejemplo de Cristo: es el amor máximo, es un amor sacrificial.

¿Qué han hecho para construir un hogar luminoso y alegre?

Paulo: Mi mujer es una persona luminosa y alegre. Agradezco a Dios el tener a una mujer que es absolutamente alegre. Es fácil hacerla feliz porque ya está contenta. Y nuestras cuatro hijas son como ella.

Malu: ¡No soy complicada! Pero no sólo eso. Siempre les decimos a nuestras hijas que vean el lado bueno de las cosas. Cuando algo que nos les gusta ocurre, les decimos que quizá eso pasó porque hay algo más, otro plan. Cuando tienes esa idea en la cabeza, entonces no te entristeces porque siempre hay esperanza. Lo usual es que alguien se ponga triste cuando empieza a considerar que no va a conseguir algo o que no le van a dar determinado trabajo… Pero si sabes que lo que esperabas no sucede porque hay un plan más grande que tus proyectos, entonces nunca vas a estar triste, al contario, siempre vas a estar feliz porque sabes esperar algo más.

¿Qué hacen para mantener el amor siempre joven?

Malu: Él siempre está feliz conmigo, ¡sin importar cómo me vea! Siempre me hace feliz.

Paulo: Pasamos mucho tiempo juntos, hablamos mucho, nos comunicamos. Hay gente que dice que cuando el marido llega a casa, la mujer está esperando para decir las mil palabras que no ha dicho en todo el día, pero en nuestro caso es distinto. Cuando llego a casa, hablamos de muchas cosas. Me esfuerzo mucho por ser claro sobre lo que pienso y siento. Con el paso de los años -hemos estado casados por 24 años- también he ayudado a mi mujer para que siempre se exprese con claridad. Tenemos un alto nivel de comunicación. Rezamos y nos encanta estar juntos. Pienso también que con la gracia del matrimonio tenemos una ayuda extraordinaria…

Malu: ¡Porque rezamos para que haya más amor!

¿Qué le dirían a los jóvenes que le tienen miedo al compromiso?

Malu: Que piensen muy bien antes de comprometerse y que estén seguros de conocer a la persona. Y una vez que se han comprometido, que trabajen y no se rindan. Las cosas simplemente van a fluir una vez que se haya asumido la decisión de casarse. Tú escogiste a la persona, así que de manera consciente tomaste la decisión de amarla siempre. Haz todo lo que puedas para que el matrimonio funcione.

Paulo: Pienso que muchos jóvenes, al momento de enamorarse, quizá no piensan tanto sobre el compromiso, sino en la atracción emocional y física. Así es, nosotros también empezamos así. Cuando piensas que hay alguien para ti, entonces te lo llevas a la oración, y también preguntas a tus padres qué piensan porque, simplemente por edad y experiencia, pueden decir mucho. Al mismo tiempo, tienes que observar si la persona que piensas que es para ti tiene fe, porque si es así, entonces ya tienes una ventaja. El compromiso es el resultado que viene con decidir que esta persona es la correcta. Cuando mi mujer y yo éramos novios, hablamos de temas como los hijos, la apertura a Dios… No hay que apresurar la entrada a una situación matrimonial…

Otro PlanMalu: … solo por ser románticos. Claro que hay romance, pero tienes que ver más allá. Y no hay que tener miedo al compromiso porque es increíble saber que hay alguien allá afuera en quien puedes apoyarte…

Paulo: …que piensa en ti y que te escucha. Necesitas observar muy bien si la persona está dispuesta a escucharte. Y tienes que rezar mucho, porque Dios da una gracia muy fuerte al escoger a la pareja correcta, pero tienes que estar consciente de ella y pedir por ella. También tienes que pensar a lo largo del proceso. El compromiso es algo que simplemente ocurre una vez que te enamoras y que logras entender que el amor no es sólo sobre lo que tú puedes conseguir, sino sobre lo que puedes dar.

Malu: El compromiso es el resultado de eso. Cuando quieres servir a alguien y cuidar del otro, entonces el compromiso fluye, quieres dar más de ti.

FUENTE DE INFORMACIÓN: OPUES DEI